Translate * Traductor

jueves, 9 de agosto de 2012

ACCIDENTE OFÍDICO


ACCIDENTE OFÍDICO



Las mordeduras de serpiente venenosa son una emergencia médica que puede evaluarse y tratarse desde la primera actuación sanitaria ya sea in situ o en el medio hospitalario. Es importante conocer un poco a estos reptiles ya que, en Venezuela sean pocas las serpientes realmente peligrosas para el hombre y aún menos el número de accidentes causados por dichos animales, cada vez más, no sólo hay personal sanitario que se desplaza a zonas donde sí hay serpientes muy venenosas como las zonas rurales, sino que en los hogares adyacentes a bosques ó Parques Naturales, existe una afición creciente hacia estos animales. Con una pauta de actuación general adecuada, las mordeduras de ofidios pueden clasificarse y tratarse, posteriormente, de manera correcta y precisa. Enfrentarse a este tipo de incidentes no sólo es desconocido sino que crea un estrés al personal sanitario que, en muchas ocasiones, carece de este tipo de información. Así pues, con ciertos criterios y conocimientos básicos, el abordaje de un paciente con mordedura de serpiente (con o sin envenenamiento) puede realizarse de manera cómoda y, por lo tanto, más eficazmente.
 
Los pacientes afectos de mordedura de serpiente crean un estrés al personal sanitario encargado de sus cuidados. La mala o poca información que se tiene en los servicios de Urgencias de los Hospitales y Centros de Salud convierte el abordaje de estos casos en una tarea complicada y, frecuentemente, poco acertada desde el triaje hasta el tratamiento.
 
El gran paso de personal sanitario en los Servicios de Urgencia de los centros hospitalarios potencia ese titubeo e indecisión a la hora de encargarse de un paciente con mordedura de serpiente.
 
La disposición de una sencilla pero completa pauta de actuación simplifica la tarea de médicos y enfermeras en su completa actuación.
 
La experiencia de trabajar en un hospital en la selva amazónica ha hecho que nos demos cuenta de que existe una serie de factores que provocan este mal manejo de las mordeduras de serpientes y de otros animales, buscando una solución a ello.
 
Hemos de tener en cuenta que es necesario que médicos y enfermeras posean unos pequeños y simples conocimientos anatomo-fisiológicos de las serpientes para poder identificar y tratar una persona con mordedura de serpiente.
 
Ya que esta pauta ha surgido en Venezula, centrémonos en las familias de serpientes que nos conciernen, sin olvidar que este trabajo va destinado a utilizarse en cualquier caso de mordedura de serpiente.
 
En América del Sur existen tres de las cinco familias de serpientes venenosas conocidas: la familia Elapidae, la Viperidae (a esta familia pertenecen también las víboras venenosas europeas) y la Colubridae.Es necesario que lean los articulos publicados en esta pagina.
 
Los accidentes producidos por mordedura de serpientes, van a depender de las características propias del veneno, de la especie, del grado de agresividad, de los hábitos, de las posibilidades de contacto de la población con los ofidios y por sobre todo, de las precauciones que se tomen en todo momento.
 
En caso de un emponzoñamiento, la identificación del ofídio que causa el accidente va a ser esencial para evaluar la gravedad de la situación y hacer el diagnóstico adecuado que contribuya a que los primeros auxilios y la terapia final sean los más indicados y por ello los más efectivos. La característica del veneno va a determinar la gravedad del cuadro.
 
EPIDEMIOLOGIA:
En relación con su ofidiofauna tienen preferencia por vivir en selvas, sabanas y bosques cálidos y húmedos, aunque también habitan en las zonas templadas y en los zonas desierticas. La dispersión altitudinal en los ofidios se extiende desde el nivel del mar hasta los lugares cercanos al límite inferior donde la nieves perpetua.
 
En Venezuela por considerarse un país tropical por su ubicación geográfica existe una morbilidad para el 2010 de 5.710 casos de accidentes ofídicos y una mortalidad cercana al 2,3% datos obtenidos del Centro de Nacional de Estadísticas del Ministerio de Salud en su Anuario del 2010, existen hasta el presente siete familias, de las cuales dos son venenosas: Familia Elapidae (Género Micrurus) y Familia Viperidae (Género Bothriechis, Bothriopsis, Bothrops, Porthidium, Crotalus y Lachesis). En nuestro país la mayor incidencia del emponzoñamiento ofídico ocurre en los estados (Aragua, Apure, Barinas, Bolívar, Cojedes, Guarico, Miranda, Portuguesa, Yaracuy, Táchira, Falcón y Distrito Capital) y las tasas más bajas se observan en los estados ( Sucre, Nueva Esparta y Zulia).
 
UBICACIÓN GEOGRAFICA:
Serpientes Bothrópicas: Desde el punto de vista epidemiológico y geográfico, predominaron los casos de accidente ofídicos tipo bothrópico (89%).
 
Serpientes Bothropicas: La mas difundida B. Atrox, B. Venezuelensis, B. lanceolatus, B. colombiensis, B. medusa, B. isabelae, B. billineata y B. lansbergii y se encuentran distribuidos en el piso tropical y subtropical desde el pie de monte andino, a través de la Cordillera de la Costa, incluyendo los valles, depresiones y llanos de los estados noroccidentales, centrales y nororientales, en las regiones boscosas, sobre todos en bosques húmedos, en los márgenes de los ríos.
En nuestro país se conoce con los siguientes nombres dentro de la terminología popular “Macagua”, “Cuatro Narices”, “Rabo Frito”, “Rabo de Candela”, “Rabo Amarillo”, “Rabo frito”, “Tigra mariposa”, “Guayacán”, “Mapanare”, “Terciopelo”, “Talla X” entre otros.
 
Serpientes Crotalíticas: Aproximadamente el 20% de los accidentes ofídicos son por este género de serpientes. Presenta un anillos o apéndice corneal al final de la cola que emite un sonido característico al ser excitada y se le conoce popularmente como Cascabeles, el cual cuando muda la piel pueden perder el apéndice, pudiera provocar confusión en el diagnostico epidemiológico y clínico.
Las mas conocidas son la C. durissus cumanensis, C. durissus ruruima, C. durissus terrificus, C. pifanorum. C. maricelae. C. vegrandis, que esta ampliamente distribuida en Venezuela, en zonas xerófilas y semixerófilas, piedemontes de zonas secas, en los llanos venezolanos y al norte del Estado Bolívar, igualmente en regiones no xerófilas se pueden encontrar en sitios pedregosos, secos y cálidos; es de hábitos reposados y se aleja poco del sitio que habita.
 
Serpientes Lachésicas: Es un género monotípico, conociendo como única especie en nuestro pais el Lachesis muta muta, La distribución de sus escamas posee una quilla central muy abultada y gruesa de allí su nombre popular “cuaima concha de piña”, “mapanare verrugosa”, “daya”, “cuaima”, “macaurel”, es la serpiente venenosa mas grande de América llegando a alcanzar hasta 4,5 metros de longitud, es una serpiente sumamente agresiva y su emponzoñamiento potencialmente mortal.
En Venezuela se encuentra en la selva de los pisos tropicales y subtropicales de los estados Bolívar, Amazonas y Delta Amacuro. También se evidencia en partes del estado Sucre, Anzoátegui y Monagas. En esta zona vive en las selvas tupidas, prefiriendo las regiones de vegetación densa, alta temperatura y humedad atmosférica elevada. Se puede encontrar desde 300 a 1.800 metros de altitud. El numero de casos reportados los registran las regiones geográficas de estos estados, pero lamentablemente existe un subregistro pero un así es de 1 %.
 
Serpientes Elapidicas: Es muy raro, no sólo en Venezuela, sino en todos lo países de América. En nuestro país se encuentra trece especies y vienen a representar las serpientes mas venenosas y letales, se distribuida ampliamente en la Cordillera Andina y Central del territorio venezolano desde el nivel del mar hasta 2.500 metros de altitud.
Las especies mas comunes encontramos a Micrurus mipartitus semipartitus, Micrurus dissoleucus dissoleucus , Micrurus mipartitus semipartitus, Micrurus corallis, Micrurus dumerilli carinicaudus y Micrurus isozonus. En casi el 100% de los casos, las mordeduras ocurren en las manos, lo cual nos indica que estos accidentes ofídicos suceden cuando son manipuladas o por accidentes al apretarlas fuertemente o cuando al levantar troncos secos, piedras y remover tierra ocurre el accidente, debido a sus hábitos subterráneos y están representadas solo en un 0.5 % en las estadísticas nacionales.
 

CLINICA:
El diagnóstico del accidente ofídico tiene sus fundamentos en el conocimiento detallado de las características del cuadro clínico y la actividad fisiopatológica de las toxinas involucradas.
Los accidentes ofídicos van a depender de las características propias del veneno, de la familia, del género, de la especie, del grado de agresividad, de los hábitos, de las posibilidades de contacto de la población con los ofidios y por sobre todo, de las precauciones que se tomen en todo momento. En caso de un emponzoñamiento, la identificación del ofídio que causa el accidente va a ser esencial para evaluar la gravedad y hacer el diagnóstico adecuado que contribuya al diagnóstico y tratamiento más indicados y por ello el más efectivos. 











2 comentarios:

  1. SEÑORES NO EXISTE UN PAGINA OFICIAL DONDE UNO PUEDA VER LA SERPIENTE QUE ANDA MERODEANDO POR NUESTRAS CASAS? ES POSIBLE QUE EN VENEZUELA NO EXISTA AUN UNA PAGINA WEB QUE NOS PUEDA ORIENTAR? Gracias. wamprechts@yahoo.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si eres tan amable de tomar una foto y enviarla a mi correo quiza pueba aclarar tus dudas

      Eliminar